Lucha contra los elementos del archipiélago de Lofoten

El archipiélago de Lofoten en Noruega se encuentra a 68° de latitud al norte del Círculo Polar Ártico. El tiempo de verano aquí es fantástico en la tierra del sol de medianoche. Sin embargo, los inviernos pueden ser extremos con oscuras noches con temperaturas bajo cero y vientos huracanados.

Conduciendo a través del archipiélago de Lofoten.

El archipiélago de Lofoten ofrece un paisaje impresionante, pero puede ser un ambiente duro para un conductor de camiones.

Estamos en Svolvær, una de las ciudades más septentrionales del mundo, para conocer al conductor de camiones Ken-Marek Vatnfjord. Por lo general trabaja como conductor de larga distancia, pero hoy nos lleva en el viaje de 120 kilómetros a Reine, cerca del extremo más alejado del archipiélago de Lofoten para recoger pescados. Él ha conducido por estos caminos muchas veces antes, en condiciones climáticas extremas y durante noches polares. Aunque no es un gran guerrero, siempre piensa en la seguridad cuando el clima es malo.

“Realmente no puedo garantizar que voy a volver a casa. Algo siempre podría suceder como ha ocurrido antes en algunas de las peores carreteras. Tomamos medidas de precaución, sobre todo cuando sabemos que el clima va a ser malo, pero no podemos parar. Nuestro trabajo consiste en el transporte de pescados y otros suministros vitales a las comunidades de aquí, cuando todos los demás se refugian en el interior de sus casas”, señala Ken-Marek.

Las precauciones nunca son suficientes. Aquí es peligroso.

Ken-Marek Vatnfjord

Conductor de camiones de Thors Varetransport

Ken-Marek Vatnfjord, conductor de camiones.

Ken-Marek Vatnfjord necesita tomar medidas de precaución, sobre todo cuando el clima va a ser malo.

Ken-Marek deja Svolvær para viajar hacia el oeste por la autopista E10. Él tiene que conducir por el centro de la carretera a través del primer túnel, que es estrecho y con lados bajos. Reduce la velocidad y se dirige hacia la salida de Henningsvær, uno de los pueblos pesqueros más conocidos de Lofoten. Está muy consciente de que hubo un accidente fatal aquí no hace mucho, cuando un camión danés que probablemente iba demasiado rápido al tomar una curva se fue directo a la valla de seguridad y cayó al mar. El hielo en el lugar del accidente en el día que murió el conductor danés era tan suave como el cristal y el camión arrasó con 100 metros de la valla de seguridad.

“El remolque se desprendió y terminó estrellándose en la cabina del conductor y cayendo al agua. Desde entonces, ampliaron el camino y reforzaron la valla de seguridad, pero las precauciones nunca son suficientes. Aquí es peligroso”.

Ken-Marek creció en Sarpsborg en el sur de Noruega, pero se trasladó al norte, cuando su abuela de Svolvær se enfermó. Postuló a un trabajo en el hotel local y poco después se enamoró de la gerente del hotel, Anne Helen. Aunque la pareja se trasladó al sur durante un año, Ken-Marek estaba feliz de volver al norte cuando le ofrecieron el trabajo como conductor de larga distancia.

Eso fue en 2007. Hoy Ken-Marek, Anne Helen y su hijo Kasper viven en el centro de Svolvær, no lejos de la terminal de Svolvær donde se encuentra Thors Varetransport, la empresa en la que trabaja Ken-Marek.

“En realidad no podría imaginarme haciendo otra cosa. Estoy seguro de que mucha gente lo hace por el dinero, pero ser un conductor de camiones de larga distancia es un estilo de vida para mí. Es parte de mi ADN”.

Llegamos al pueblo pesquero de Reine, uno de los lugares más bellos de la zona de Lofoten. Aquí viven 330 personas, la mayoría trabaja en los barcos de pesca o en la procesadora de pescados. Aquí es donde Ken-Marek ha recogido pescados innumerables veces.

En realidad no podría imaginarme haciendo otra cosa. Estoy seguro de que mucha gente lo hace por el dinero, pero ser un conductor de camiones de larga distancia es un estilo de vida para mí. Es parte de mi ADN.

Ken-Marek Vatnfjord

“Es bueno dar vuelta el gran camión aquí para cargar los productos, pero el camino hacia abajo tiene algunos obstáculos que son difíciles de superar en los peores días. El camino es lo suficientemente ancho para un vehículo y no hay valla de seguridad debido a las numerosas curvas. El agua llega hasta el asfalto. Seguro caerás al agua si cometes el más mínimo error”.

Ken-Marek nos dice que está feliz de que la empresa para la que trabaja se enfoque en una estrecha colaboración con Volvo y el camión significa mucho para él.

“Lo registramos el mismo día que nació mi hijo. Ese fue un día de doble celebración”.

Sin embargo, en este día en particular, Ken-Marek no está detrás del volante. En su lugar, está haciendo una prueba de conducción en uno de los camiones más nuevos de la empresa, un Volvo FH 540 con la nueva tecnología de embrague doble I-Shift. Dice que le resulta muy extraño no escuchar cuando el camión cambia de marcha.

 

Camión en un camino estrecho de Lofoten.

En Lofoten, muchos de los caminos son estrechos y con mucho viento, y el desplazamiento para un camión pesado puede ser difícil.

“Ni mi propio automóvil tiene una caja de cambios tan buena como esta. Al mismo tiempo, el camión parece muy potente, lo cual es importante para nosotros cuando llega el mal clima. No hay duda de que la nueva tecnología mejora nuestra vida diaria. Esto significa que estamos más seguros y podemos transportar productos todo el año”.

Señal con la velocidad del viento.

En Lofoten hay mucho viento y Ken-Marek alguna vez tuvo que conducir con velocidades de viento de más de 30 metros por segundo.

Estamos conduciendo sobre el puente Gimsøystraumen. Es uno de los lugares con más viento de Lofoten. Hoy hay una ligera brisa, pero Ken-Marek ha conducido por el puente con velocidades del viento de más de 30 metros por segundo, cuando el puente en realidad estaba cerrado.

“El camión tenía una carga tan pesada que pensé que iba a estar bien. Los limpiaparabrisas de repente volaron sobre el parabrisas, el parasol se rompió y el viento envolvió todo el camión. Tuve que conducir contra el viento para mantener el camión en el puente. No tenía miedo, pero tengo que admitir que estaba un poco preocupado. Por suerte yo estaba bien. No lo volveré a hacer”, comenta.

Todavía estamos a cierta distancia de Svolvær y está empezando a oscurecer. Los días son cortos en esta época del año. El sol no se ve en absoluto entre el 7 de diciembre y 5 de enero. Este es el período de la noche polar.

“Uno nunca se relaja en esta época del año. Las carreteras generalmente se estrechan, hay grandes bancos de nieve y está oscuro todo el día. Disfruto de mi tiempo al volante, pero no se puede bajar la guardia. He visto camiones golpear la berma de la carretera y volcarse”.

La empresa para la que conduce Ken-Marek sabe exactamente qué hacer si las cosas se ponen realmente mal.

“Me gusta mucho el enfoque de mi jefe sobre esto. Lo más importante es que lleguemos seguros y no el tiempo que tardemos. No hemos tenido ningún accidente grave. Creo que este es el resultado de un enfoque claro, y en particular, de conducir buenos camiones”.

Estamos de vuelta en Svolvær. El largo día de trabajo terminó. Todo salió bien esta vez. Ahora hay que descargar el camión y estacionarlo, antes Ken-Marek tiene una breve charla con algunos colegas que todavía están trabajando.

“Siempre es bueno ver la terminal de Svolvær de nuevo después de un largo viaje en la carretera. Entonces sé que no pasará mucho tiempo antes de ver a Kasper de nuevo. Él siempre me está esperando en casa”.

Video de Lofoten.

El camino:

La E10, anteriormente conocida como la carretera del Rey Olav V, sigue la ruta desde Luleå en Suecia a Å en Noruega. Desde Svolvær hasta Reine en Lofoten el camino es sinuoso y tiene menos de 6 metros de ancho, a menudo solo 5 metros. La carretera es una de las 18 carreteras turísticas nacionales de Noruega.

El camión:

Modelo: Volvo FH540, tractor 6 x 2, modelo 2015 con un semirremolque Krone.
Características: Embrague doble I-Shift y Volvo Dynamic Steering.
Motor: motor diésel de 13 litros, 6 cilindros, 540 hp; 2600 Nm.
Tareas de transporte: El camión transporta productos de la pesca y productos alimenticios, en Lofoten y en el resto de Noruega, abarcando hasta 150.000 km al año en la carretera.

Contenido relacionado

Un camión de 90 toneladas en el Círculo Polar en Suecia

En el extremo norte de Suecia, en el interior del círculo ártico, donde las temperaturas pueden ser de -40°C, un vehículo combinado de 90 toneladas está transportando madera en las condiciones más exigentes. ...

Con cambios ultralentos a través de los bosques congelados

Carreteras congeladas, angostas y montañosas y una masa total de 76 toneladas. El transporte de madera a través de los bosques de Finlandia es una tarea exigente para los conductores y los vehículos. Pero con I-Shift de Volvo con cambios ultralentos, ...

Tren de carretera de 175 toneladas a través del interior de Australia

En el interior de Australia, una abuela de 52 años de edad, se sienta al volante de un tren de carretera calificado Volvo FH 16 de trasmisión triple de 175 toneladas. Tiene cuatro remolques detrás de ella y un largo día de calor en la carretera por ...

Filtrar artículos

5 true 5