En las “carreteras” de Siberia

En el corazón de Siberia abunda la vida silvestre, pero las carreteras están en mal estado y en ocasiones ni siquiera existen. En este lugar, Nikolai Goncharov se mantiene seguro y se gana la vida con un camión Volvo todoterreno.

El destino de Nikolai Goncharov se encuentra a solo 120 km de distancia, pero gran parte de la ruta corresponde a carretera sin asfalto con enormes charcos y hoyos.

Durante casi 20 años, Nikolai Goncharov ha vivido en Sajá, la región más grande de Rusia. Ha dedicado diez de esos años a conducir camiones para Transotdelstroy (TOS), una empresa de transporte con sede en Lensk.

“Nuestros problemas son el lodo y el mal estado de las carreteras”, señala Nikolai, y agrega en tono de broma: “Aquí no tenemos carreteras, trabajamos con el sentido de la orientación”.

En la actualidad, la asignación de Nikolai es llevar placas de hormigón desde un puerto de Peleduy hasta un sitio de construcción en Chayanda. En ese lugar Gazprom, la empresa de gas natural más importante de Rusia, se encuentra desarrollando un depósito de gas. El destino no está alejado, se encuentra a solo unos 120 km de distancia, pero llegar allí es complicado ya que gran parte de la ruta corresponde a carretera sin asfalto con enormes charcos y hoyos.

“Aquí solo pueden trabajar camiones como este: todoterreno y para trabajo pesado”, señala Nikolai, sentado en la cabina de su camión tractor Volvo FMX 460 con una configuración de ejes de 6 x 6. Lo ha conducido solo unos cuantos meses después de casi nueve años tras el volante de otros modelos de Volvo. “Es un camión de buena calidad y sólido”.

Mientras se carga el camión en el puerto, Nikolai señala el río Lena a sus espaldas.
“Lena es la arteria principal de Sajá. Toda la carga se transporta en su mayoría por el río en ambos sentidos”.

 

Lodo espeso

En estas condiciones, solo un vehículo todoterreno para trabajo pesado como el Volvo FMX puede lograrlo.

Nikolai Goncharov

Nicolai Goncharov señala el río Lena y explica que no hay otra forma de entregar carga a muchos lugares de la región de Sajá.

Cuando se abre la temporada de navegación en el verano, es un lugar muy ajetreado, ya que no existen otras formas de entregar cargas a muchos lugares de Sajá. Los camiones transportan la carga que se entrega en el Lena desde los puertos a destinos de toda la región, y a menudo se desplazan por carreteras sin asfalto que se llenan de lodo cada vez que llueve.

Nikolai recuerda haber conducido por una carretera sin asfalto que con la lluvia se cubrió de lodo algunos años atrás.
“Después de la lluvia, teníamos que subir por una colina empinada llena de lodo, pero los camiones no pudieron hacerlo. Lo intentamos por un rato pero fue en vano. Es por eso que tuvimos que quedarnos en nuestros camiones durante dos días, a la espera de que mejoraran las condiciones climáticas. La lluvia se detuvo, sopló el viento y secó la carretera. Solo entonces pudimos continuar nuestro camino”.

Aunque explica que situaciones como esa son poco frecuentes, los camiones todoterreno Volvo están preparados para condiciones peores. En invierno, cuando el río Lena se congela, los trabajadores de la carretera construyen la “carretera de nieve” por el bosque hasta llegar a Ust-Kut.

“Nos congelamos y no es broma”, señala Nikolai. “La temperatura baja a -40° o -45°. En ocasiones incluso llega a -50°. ¿Y qué? Volvo lo soporta sin problemas”.

La experiencia y la prudencia ayudan a Nikolai a mantenerse seguro en las complicadas carreteras de Sajá. Conoce los charcos casi de memoria y sabe cuál lado es el más profundo. Cuando el camión se acerca a un charco en su camino desde el puerto, Nikolai comparte algunos consejos.

“Aunque no sea muy grande, no es posible pasar por encima a alta velocidad. Hay que bajar la velocidad y cambiar a una marcha más baja para pasarlo con cuidado”.

Aquí no tenemos carreteras, trabajamos con el sentido de la orientación.

NIKOLAI GONCHAROV,

Conductor de camiones de TOS

Aún así, cuando las carreteras están llenas de lodo, no siempre la experiencia y el sumo cuidado evitan que los conductores tengan problemas. En la carretera sin asfalto, Nikolai sufre un pequeño accidente cuando una piedra se queda atascada entre las ruedas. Se baja de la cabina, examina la piedra, busca una maza y la rompe en pedazos más pequeños, los cuales caen al suelo.

“Una piedra puede dañar y cortar un neumático, luego este puede reventarse”, explica Nikolai de vuelta en la cabina. “Tuve suerte ya que pude partir la piedra con la maza y esta salió. En ocasiones hay que sacar la rueda para desinflarla y poder sacar la piedra”.

 

Conducción a través de charcos

La experiencia y la prudencia ayudan a Nikolai a mantenerse seguro en las complicadas carreteras de Sajá. Conoce los charcos casi de memoria y sabe cuál lado es el más profundo.

Neumáticos en lodo espeso

En las carreteras sin asfalto, el lodo es profundo y es necesario saber exactamente dónde ir para no quedarse atascado.

Más adelante en la carretera sin asfalto, otro camión está estacionado y un conductor se pasea ansioso a su alrededor. Nikolai detiene su camión, se baja de la cabina, se aproxima y hablan un rato. Cuando regresa, indica que el conductor necesita que lo remolquen pero no puede ayudarlo porque su Volvo está completamente cargado. En general, con estas condiciones de la carretera, la solidaridad de los conductores es fundamental, señala Nikolai.

“Nos ayudamos mutuamente si alguien lo necesita. Así es como son las cosas en la carretera”.

Unos kilómetros más adelante, Nikolai detiene el camión para tomar un breve descanso y preparar té.

“Lo que más me atrae de Sajá son la belleza, la naturaleza virgen y los ríos limpios”, señala mirando a su alrededor.

Nikolai es oriundo de la región de Kémerovo en el suroeste de Siberia y vino a Sajá a visitar a su hermana, pero se quedó definitivamente fascinado por la naturaleza de la región y su clima más seco, lo que hace que incluso las temperaturas extremadamente frías del invierno parezcan ser más llevaderas.

Retiro de piedras

Las piedras grandes son un problema en las carreteras sin asfalto, ya que en ocasiones perforan los neumáticos. Esta vez Nikolai pudo romper la piedra con una maza.

La abundancia de vida silvestre también es algo sobre Sajá que fascina a Nikolai.

“Aquí es posible capturar varios tipos de peces, como el lucio, la perca y el salmón siberiano. Y una vez vi a una osa con sus oseznos. También he visto conejos, zorros y alces. Esta es un área silvestre, hay animales por todas partes y las personas trabajan junto a ellos. Convivimos en armonía”.

Pronto el camión deja atrás la carretera sin asfalto y continúa por un camino asfaltado. Después de algunos kilómetros, vemos un camión tractor en la zanja a un costado del camino.

“El conductor debe haberse quedado dormido al volante”, señala Nikolai. “La carretera asfaltada es un poco relajante para los conductores y pierden la concentración”, agrega.

Nikolai saluda a otro conductor de Volvo de TOS, que regresa de su asignación. Señala que le gusta trabajar en la empresa y para su jefe, Stanislav Khamaganov, que se asegura de que los conductores siempre tengan trabajo para que los camiones no estén inactivos.

Conducción por Sajá

Nikolai Goncharov se siente fascinado por la belleza natural, el clima más seco y la abundancia de vida silvestre de la región de Sajá. “Lo que más me atrae de Sajá son la belleza, la naturaleza virgen y los ríos limpios”, señala.

Río Lena

Cuando tiene la oportunidad, Nikolai disfruta de la pesca en los afluentes del río Lena que recorre durante sus asignaciones.

La asignación concluyó y Nikolai está de vuelta en Peleduy, un pueblo donde muchos de los camiones y conductores de TOS se instalan durante el verano.

Dice que extraña a su esposa, dos hijas y tres nietas que viven en Lensk mientras está instalado aquí y solo en ocasiones tiene la oportunidad de ir a casa. Estar alejado de su familia es una parte inevitable de este trabajo.

“Vuelvo a casa y veo que mis nietas han crecido bastante y que han aprendido cosas nuevas. Pero me dedico a esto por mi familia y su bienestar”, señala.

Transotdelstroy (TOS)

Propietario: Stanislav Khamaganov
Número de empleados: 90
Historia: la empresa se fundó hace 14 años.
Clientes principales: Gazprom, Rosneft, Sclumberger
Número total de vehículos: 283
Flota total de vehículos: 60 (de los cuales son camiones Volvo: 30)
Carga principal: materiales de construcción y componentes para la extracción de gas y petróleo.
El camión: Camión tractor Volvo FMX 460 con una configuración de ejes de 6 x 6. Remolque: Remolque ruso de NARZ Company con capacidad para 55 toneladas. Tareas: Placas de hormigón desde el puerto de Peleduy hasta los sitios de construcción en el área de Chayanda.

Contenido relacionado

Mantenerse vivo en uno de los caminos más peligrosos del mundo

La prudencia, la habilidad y la experiencia son los factores que le han permitido a Juan Manuel Manrique sobrevivir durante 45 años en uno de los caminos más peligrosos del mundo. Se trata del Paso de los Caracoles, en Chile....

Recuperada del mar

La ciudad más grande de Nigeria cambia gradualmente de forma. Lo que comenzó como un plan para proteger la costa de la ciudad de Lagos de la erosión, llegó a ser uno de los mayores proyectos de construcción de África: Eko Atlantic, un área nueva que ...

Extracción de sal en la gran blancura infinita de Bolivia

La luz es implacable y el aire es escaso. En el salar más grande del mundo, tanto hombres como máquinas deben poner a prueba sus capacidades. Aquí es donde el camionero Dario Machaca Colque ha trabajado durante más de 30 años....

Filtrar artículos

5 true 5